“Más allá de la necesidad”

En el evangelio de San Juan 4:1-26 encontramos una maravillosa historia, la de la mujer samaritana

Ud y yo debemos entender que Jesús, no importando nuestras circunstancias, siempre supera nuestras expectativas y nuestra necesidad.

En nuestro estudio anterior aprendimos que Jesús llamó a la vida de unos pescadores y al hacerlo rompió el esquema de la lógica y la experiencia, ahora observamos cómo Jesús prepara el escenario para una enseñanza mayor para y para nosotros y radica en dos puntos fundamentales:

• A quien se dirige, llamando su atención

• Supera la necesidad temporal

Pero observemos esta historia desde la perspectiva de la mujer samaritana, ella ve que Jesús rompe con una tradición de enemistad entre judíos y samaritanos, al dirigirse a ella pidiéndoles que le de beber agua, posteriormente, se ve al desnudo sin poder ocultar su vergonzoso pasado y confrontada por su estado actual, sentimientos de frustración, menosprecio, abandono invaden su pensamiento y sentimientos, volviéndose un círculo vicioso en su vida ya que lo había experimentado durante cinco (5) veces en su vida. Pero su reacción ante esto, es lo que llama mi atención, lejos de incomodarla o reaccionar de forma negativa, por el contrario, ella responde de manera sincera, quizá por la tierna y amoroso mirada de Jesús, genera en allá paz y tranquilidad, al no sentirse juzgada; despertando su interés en querer saber más de Él.

Así pues en esta historia encuentro al menos cuatro (4) actives digna de copiar de la mujer samaritana que deseo compartir contigo:

1. Las buenas nuevas de salvación (Evangelio) ver 7, son para todos. Jesús rompió con una tradición de en amistad entre judíos y samaritanos, al dirigirse a aquella samaritana, no prevaleció, en ningún momento las diferencias o enemistad existente, fue una oportunidad excelente para enseñarle a sus recién reclutados discípulos, que la salvación es para todos, sin importar género, color de piel, etnia, credo, etc. Dios no hace acepción de personas, y fue una oportunidad para mostrar el amor de Dios.

2. Jesús conoce nuestra necesidad (ver 10) Jesús conocía el estado interior de aquella mujer samaritana, sus emociones y sentimientos eran evidentes para Él, ella se enfrenta, a diario, al escrutinio público de la sociedad, siendo objeto de crítica y juicio, recordemos aspectos culturales de la época.

3. Jesús siempre supera nuestras expectativas ( ver 14) Jesús va más allá de la necesidad, el va a la raíz de la necesidad; lo que genera dicha necesidad, proveyendo la solución integral, Él conoce nuestro corazón y sabe de lo que adolecemos y nos ofrece algo para siempre, para la eternidad, yendo de lo conocido a lo desconocido (metodología pedagógica) de la sed física a la sed espiritual, la sed de la palabra de Dios.

4. Jesús sabe como despertar nuestro interés (ver 15) La mujer samaritana se interesó por esa agua viva, su espíritu se satisfizo al escuchar a Jesús produciendo en ella paz, y quiso más

Conclusión.

Dios tiene diferentes formas de llamar nuestra atención, su deseo es darnos lo mejor, pero antes nos confrontará con nuestra realidad y pecado; de nuestra actitud dependerá, si aceptamos voluntariamente, que encontremos el descanso y la tranquilidad para nuestra angustiadas almas.

Que dices?

El llamado de Jesús

“EL LLAMADO DE JESÚS”

«Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la palabra de Dios. Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él, y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres. Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.» S. Lucas‬ ‭5:1-11‬ ‭‬‬‬‬

El propósito de este mensaje es que podamos comprender que Jesús ha puesto su mirada en nosotros y tiene una tarea para cada uno, no sin antes mostrarnos su maravilloso poder, y es el compartir la buenas nuevas.

Hemos leído en el texto bíblico una de las historias acerca de Jesús, a mi gusto, más increíbles ya que el escritor Juan, narra con lujo de detalles lo sucedido, y hace incapie en cosas aparentemente simples, pero que son admirablemente increíbles. Déjeme y le explico, en contexto la historia se da en un lago, el de Genesaret, hay una multitud que se reúne a la orilla de ese lago para escuchar la palabra de Dios, ósea a Jesús, luego un grupo de pescadores experimentados pero desvelados y con una faena fallida, sin poder obtener ni un tan solo pez y luego un hombre que reta la lógica y la experiencia laboral de estos pescadores, insistiéndoles a tirar de nuevos su redes mar adentro, pero como acaso no era un lago, si, pero su magnitud es tal que se le llamaba también el mar de Galilea o lago de Tiberiades.

• Aparentemente la historia se da en el diálogo de dos (2) personas, primero Simón, quien es un viejo pescador experimentado y Jesús, quien en un futuro no muy lejano se convertiría en su maestro y mentor.

• Posteriormente la justificación de los procedimientos profesionales hasta aquí fallidos, Pedro explica que han hecho su trabajo durante toda la noche y aceptando su infructífera labor lavan las redes para poder retirarse a descansar.

Pero antes Jesús satisfizo la necesidad espiritual de aquel gentío que se agolpaba para oírle, desde una de las barcas que recién habían regresado. Observe detenidamente paso a paso de esta maravillosa historia.

1. Jesús satisface nuestra necesidad espiritual.

«Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud.» S. Lucas‬ ‭5:3‬ . Aquella gente, al igual que hoy, necesita saber que Dios se interesa por ellos y que les ama. Hoy día vivimos en un mundo herido y dolido que anhela saber de su creador en lo muy profundo d su ser saben que existe Dios, aunque su lógica lo niegue, es ahí donde ud. y yo somos claves para que le conozcan, hablándoles de ese Dios amoroso que les espera y desea relacionarse con ellos.‬

2. Jesús establecerá una relación con nosotros y probará nuestra obediencia. «Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.» S. Lucas‬ ‭5:4. Pedro lo había hecho durante toda la noche, sin obtener nada en lo absoluto. En ocaciones nuestra experiencia se antepone a la obediencia, Él siempre probará nuestra obediencia y nos mandará hacer cosa que antes no han tenido resultados en nuestra propia opinión o fuerza. ‬

3. La justificación no es relevante, cuando el propósito es la transformación de nuestra vida. «Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red.» S. Lucas‬ ‭5:5‬. Pedro expuso, que según su experiencia, la noche había sido infructuosa la pesca no había sido posible y confiaba que en la próxima sería diferente, por lo general el pescador acostumbra hacerlo por la noche ya que los peces se encuentran más cerca de la superficie y hace más fácil su pesca. Más el cansancio y el desvelo estaban a flor de piel y se dejaban ver en sus ojos abatidos ya.‬

4. El desafío a la obediencia contra todo pronóstico. «Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.» S. Lucas‬ ‭5:6-7‬ ‭‬. Para Jesús no hay razonamientos lógicos lo sobrenatural es su carta de presentación sobrepasando cualquier espectativa, Él nos sorprende siempre con su forma de actuar ya Él no tiene patrones ni formatos, Éñ es soberano y hace como bien le parezca.

5. Jesús transforma nuestras vidas. «y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres. Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.» S. Lucas‬ ‭5:10-11‬. Jesús cambia nuestras expectativas y hace de nosotros lo mejor y nos brinda una mejor vida al servicio del reino, Pedro jamás imagino que aquel sí obediente, le convertiría en un discípulo testigo de las buenas nuevas de salvación que cambiarían la historia universal

Estas preparado para dejar todo y seguirle? Estas listo para decir si obedientemente? Estas preparado para que Jesús transforme esta sociedad a través tuyo? Si es así que esperas abre tu corazón a Jesús

El corazón de una madre

Me contaron una historia acerca de un pueblo cuyos habitantes tenían la particularidad, de ser capaces de ver el estado del corazón de las personas. Un día, un joven de dicho pueblo, se situó en la plaza central y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca. Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en él ninguna herida ni rasguños. Todos coincidieron que era el corazón más hermoso que hubieran visto. Al verse admirado el joven se sintió más orgulloso aún, y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar.
De pronto una anciana se acercó y le dijo: – Perdona mi atrevimiento, pero por qué dices eso, si tu corazón no es tan hermoso como el mío, o el de tantas otras personas?
Sorprendidos, la multitud y el joven miraron el corazón de la anciana y vieron que, si bien latía vigorosamente, éste estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos y éstos habían sido reemplazados por otros que no encajaban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes y aristas irregulares a su alrededor. Es más, habían huecos donde faltaban trozos profundos.
La mirada de la gente se sobrecogió, ¿cómo puede él decir que su corazón es más hermoso?, se decían unos a otros.
El joven contempló el corazón de la anciana y al ver su estado, se echó a reír. Debes estar bromeando, dijo. Compara tu corazón con el mío. El mío es perfecto. En cambio el tuyo está lleno de heridas y cicatrices.
Es cierto, dijo la anciana, cada cicatriz representa una persona a la cual entregué todo mi amor. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado. Muchos a su vez, me han obsequiado un trozo del suyo, que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro, porque al poseerlos me recuerdan el amor que hemos compartido. Hubo oportunidades en las cuales, entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo a cambio, por eso tengo los huecos.
Dar amor es arriesgar, pero a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando y alimentan la esperanza, que algún día, tal vez, regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón. ¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso?
El joven permaneció en silencio, lágrimas corrían por sus mejillas. Se acercó a la anciana, arrancó un trozo de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció. La anciana lo recibió y lo colocó en su corazón, luego a su vez arrancó un trozo del suyo ya viejo y maltrecho y con él tapó la herida abierta del joven. La pieza se amoldó, pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos los trozos, se notaban los bordes.
El joven miró su corazón que ya no era perfecto, pero lucía mucho más hermoso que antes, porque el amor de la anciana fluía en su interior. Este es el amor de una madre y aunque los hijos sean desagradecido su amor no cambia, a pesar de quedar en el olvido y el desinterés siguen contemplando el día de su regreso; así mismo es el amor de Dios para con nosotros Juan 3:16 nos enseña “Que d e tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito para que todo aquel que en Él cree no se pierda más tenga vida eterna” esta es la prueba de amor más sublime dada a nosotros, la humanidad…… Feliz día de las madres!!!!

Perfil de Jesús

El buen Pastor

Día 1 Perfil de Jesús

Jesús, el Buen Pastor

El verdadero pastor conoce a sus ovejas, las cuida, les provee el alimento necesario, las corrige y procura su descanso. En la Biblia encontramos hermosos ejemplos del ministerio amoroso de Jesús como el Buen Pastor.

¡Jesús es nuestro Buen Pastor! De él, con humildad y sencillez, esperamos recibir los cuidados, la dirección y el socorro oportuno en las diferentes situaciones que enfrentamos en la vida. Confiamos que aunque pasemos por el más oscuro de los valles nuestro buen pastor estará con nosotros todos los días y hasta el fin.

Hoy en día vemos a pastores preocupados por los números y no por el alimento de ellas, no existe la mínima preocupación por preparar alimento bueno y fresco, el interés es más por el crecimiento numérico que por el crecimiento en el conocimiento de la palabra de Dios, estos son los pastores asalariados que están a cargo de iglesias por el sueldo y no porque realmente les preocupen las almas y su destino, así para aquellos que tenemos un llamado a la obra de Cristo debemos preocuparnos por el alimento espiritual de ellas, por su crecimiento en el conocimiento de la palabra de Dios

La Semana Santa y su verdadero significado

Con motivo de la celebración de la Semana Santa, realice una pequeña encuesta preguntando a un grupo de personas que significa la Semana Santa y la sorpresa que me lleve, no para todos significa lo mismo….. para algunos significa un periodo de vacación que está asociado con playa, paseo, etc. Para otros es sinónimo de vicios Alcohol, drogas, sexo y para otros es solo pura tradición que conlleva la preparación de platillos de la época, y la abstinencia de ingerir ciertas comidas e incluso de actividades higiénicas como no bañarse el día viernes Santo, si! Me sorprendió eso, pero para otros es un tiempo de reflexión, de agradecimiento y de gozo mas que tristeza, porque la muestra de amor grande dada a nosotros fue de parte de Dios.

. «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.» S.Juan‬ ‭3:16-18‬ ‭

Esto es a mi gusto lo mejor de esa época el poder hacer un alto a nuestro diario vivir y pensar en el valor que le hemos dado a ese regalo invaluable que4 Dios nos ha dado y que estamos haciendo al respecto, lo honramos?, de forma que realmente El se complazca en haberlo hecho? A mi parecer en este tiempo deberíamos darle un giro a nuestra vida, direccionarla de tal manera que ese sacrificio sea significativo para cada uno de nosotros, dandole el valor que realmente debería tener.

Arrepentimiento o Remordimiento


Cuántas veces heriste con tus palabras a personas muy cercanas a ti? ¿Le has sido infiel a tu cónyuge? ¿Alguna vez te atrasaste en algún pago por gastar el dinero en otra cosa no productiva? ¿O quizá has caído en la difamación? Después de ello, son muchos los sentimientos de culpa que surgen y más cuando estamos conscientes del mal y aun así lo hacemos. Qué difícil es lidiar con esto, ¿verdad?
¿Recuerdas a Judas? Él es un claro ejemplo del fin de la culpabilidad y remordimiento por no tomar una acción para remediarlo.
“Cuando Judas supo que habían condenado a muerte a Jesús, se sintió muy mal por haberlo traicionado. Entonces fue a donde estaban los sacerdotes principales y los líderes del país, les devolvió las treinta monedas de plata, y les dijo: —He pecado contra Dios porque entregué a Jesús, y él es inocente. Ellos le contestaron: — ¡Y eso qué nos importa! ¡Es problema tuyo! Entonces Judas tiró las monedas en el templo, y fue y se ahorcó.” Mateo 27:3-5 (TLA)
¿Por qué la culpa nos afecta tanto? ¿Existe alguna forma de remediarlo? Si insistimos en recordarlo y no hacer nada por corregirlo, estos actos del pasado influenciarán en nuestras decisiones y actitudes del presente y aún del futuro.
Quizá no hay forma de evitar este sentimiento de culpa, porque estamos conscientes que realmente somos culpables, pero no cometamos el error de quedarnos en el remordimiento. Esta actitud fue lo que llevó a Judas a tomar la peor decisión terminando así con su vida.
Es posible que pienses que los errores que cometiste son demasiado grandes como para que Dios pueda perdonarte y tú puedas pasarlos por alto, tanto que quizá en tu corazón no hay otra cosa que la culpabilidad y en tu mente pensamientos como: “Nada de esto hubiera pasado si yo no hubiera actuado de esa forma”
Y como dice Pablo en Romanos 7:19-20 (TLA):
“En vez de lo bueno que quiero hacer, hago lo malo que no quiero hacer. Pero si hago lo que no quiero hacer, en realidad no soy yo quien lo hace, sino el pecado que está dentro de mí.”
Cuando empezamos a alejarnos de Dios y permitimos que el pecado more en nuestras vidas los resultados siempre serán los sentimientos de culpa y remordimientos.
Si hoy deseas ser libre de toda culpabilidad, empieza por reconocer y admitir tus errores, pide perdón a Dios y perdónate a ti mismo.
“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” 1 Juan 1:9 (RVR).

Derivando Gigantes parte I

Quizá haya en tu vida ciertos temores que aún no haz podido enfrentar bajo tus propia fuerzas este día estaremos hablando acerca de esos gigantes que deben caer.

El relato épico sobre David y Goliat es una de las historias más conocidas de la Biblia. A un lado del valle de Elá se encuentra el ejército filisteo, con su campeón de 2,7 metros de altura llamado Goliat. Al otro lado del valle se encuentra el ejército israelita, acobardado en su temor, bajo el liderazgo de su rey, llamado Saúl. Durante cuarenta días, Goliat se ha estado burlando de los israelitas, a quienes ha mantenido dominados por el temor. Día tras día, los ha estado retando para que envíen a un soldado que se enfrente con él de hombre a hombre. Pero hasta este momento, nadie se ha ofrecido.

Tal vez tú te puedas identificar con los apuros de los israelitas. Hay algún gigante que está de pie frente a ti, burlándose de ti, acosándote e insultándote. Tal vez sea el miedo. O tal vez la ira. Es posible que sea una sensación de rechazo. O que sea el gigante taimado, pero demasiado familiar, de la comodidad, que te está empujando a vivir para algo inferior. Hasta es posible que se trate de una adicción.
Cualquiera que sea el gigante que hay en tu vida, día tras día te ha estado robando poder. Has tratado de parar las burlas, pero te sientes inmovilizado. Reprimido. Paralizado sin poder avanzar. En última instancia, sabes que no estás viviendo la plenitud y la libertad de vida que Dios quiere para ti.

La buena noticia es que Dios ha abierto un camino para que caigan esos gigantes. Todo comienza cuando crees que, a pesar de que el gigante contra el cual peleas es grande, no es más grande que Jesús. De hecho, Él ya ha derrotado a los gigantes que hay en tu vida. Cuando Él vino a esta tierra, soportó el infierno para ti en la cruz y se levantó de la tumba para que tú te pudieras quitar de encima la perspectiva de una vida destinada al fracaso. Vino para liberarte de los gigantes que se levantan contra ti y te tienen paralizado de temor.

Jesús ya venció al enemigo. Sin embargo, como leímos en 1 Pedro 5:8, todavía el diablo «ronda… buscando a quién devorar». En muchos sentidos, es como una serpiente con la cabeza cortada. Cuando uno mata una serpiente, se tiene que asegurar de enterrar la cabeza, porque aún después de la muerte, la serpiente sigue teniendo una dosis mortal de veneno en los colmillos. Si pisas la cabeza de una serpiente muerta, todavía puedes salir envenenado. De igual manera, aunque Jesús quebrantó en la cruz el poder de Satanás, este todavía puede inyectar su veneno mortal en nuestra vida. Está muerto, pero aún puede matar.

En ese caso, tal como presentaremos en este estudio, la meta consiste en no pisar la cabeza de la serpiente. En la práctica, eso significa resistir al diablo, equiparnos con las defensas que Jesús nos ha proporcionado y apoyarnos en su suficiencia. Significa que Él es tu David en la historia, y que tú nunca podrás derribar gigante alguno por medio de tu propio valor, tu fuerza de voluntad o tus esfuerzos. Siempre es Jesús el que hace caer al gigante.

Si realmente quieres ver la victoria sobre los gigantes que haya en tu vida, es necesario que comprendas que dependes de la suficiencia total de Jesucristo. La victoria depende por completo de que confíes en Cristo y no de que trates de triunfar tú mismo. Para dar el primer paso contra tu enemigo muerto, pero aún mortal, tienes que hacer este cambio de paradigmas en tu mente. Cristo es la única fuerza que produce un cambio.

Responde

¿Cómo respondes ante la idea de que Jesús, y no tú, es el David que ha derrotado al gigante que tienes en tu vida? ¿Cuáles son las consecuencias de esto para la forma en que vives tu vida?

Jesús vino a la tierra para aplastar el poder del pecado y de la muerte, y ya venció al enemigo. ¿Cómo cambia esto las cosas en tu manera de ver al gigante que tienes en tu vida?

¿De qué maneras te vas logrando acercar a Jesús de manera que no llegues a pisar la venenosa cabeza de tu enemigo derrotado?

«Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.»
‭‭1 Pedro‬ ‭5:8-9‬ ‬‬‬