“Más allá de la necesidad”

En el evangelio de San Juan 4:1-26 encontramos una maravillosa historia, la de la mujer samaritana

Ud y yo debemos entender que Jesús, no importando nuestras circunstancias, siempre supera nuestras expectativas y nuestra necesidad.

En nuestro estudio anterior aprendimos que Jesús llamó a la vida de unos pescadores y al hacerlo rompió el esquema de la lógica y la experiencia, ahora observamos cómo Jesús prepara el escenario para una enseñanza mayor para y para nosotros y radica en dos puntos fundamentales:

• A quien se dirige, llamando su atención

• Supera la necesidad temporal

Pero observemos esta historia desde la perspectiva de la mujer samaritana, ella ve que Jesús rompe con una tradición de enemistad entre judíos y samaritanos, al dirigirse a ella pidiéndoles que le de beber agua, posteriormente, se ve al desnudo sin poder ocultar su vergonzoso pasado y confrontada por su estado actual, sentimientos de frustración, menosprecio, abandono invaden su pensamiento y sentimientos, volviéndose un círculo vicioso en su vida ya que lo había experimentado durante cinco (5) veces en su vida. Pero su reacción ante esto, es lo que llama mi atención, lejos de incomodarla o reaccionar de forma negativa, por el contrario, ella responde de manera sincera, quizá por la tierna y amoroso mirada de Jesús, genera en allá paz y tranquilidad, al no sentirse juzgada; despertando su interés en querer saber más de Él.

Así pues en esta historia encuentro al menos cuatro (4) actives digna de copiar de la mujer samaritana que deseo compartir contigo:

1. Las buenas nuevas de salvación (Evangelio) ver 7, son para todos. Jesús rompió con una tradición de en amistad entre judíos y samaritanos, al dirigirse a aquella samaritana, no prevaleció, en ningún momento las diferencias o enemistad existente, fue una oportunidad excelente para enseñarle a sus recién reclutados discípulos, que la salvación es para todos, sin importar género, color de piel, etnia, credo, etc. Dios no hace acepción de personas, y fue una oportunidad para mostrar el amor de Dios.

2. Jesús conoce nuestra necesidad (ver 10) Jesús conocía el estado interior de aquella mujer samaritana, sus emociones y sentimientos eran evidentes para Él, ella se enfrenta, a diario, al escrutinio público de la sociedad, siendo objeto de crítica y juicio, recordemos aspectos culturales de la época.

3. Jesús siempre supera nuestras expectativas ( ver 14) Jesús va más allá de la necesidad, el va a la raíz de la necesidad; lo que genera dicha necesidad, proveyendo la solución integral, Él conoce nuestro corazón y sabe de lo que adolecemos y nos ofrece algo para siempre, para la eternidad, yendo de lo conocido a lo desconocido (metodología pedagógica) de la sed física a la sed espiritual, la sed de la palabra de Dios.

4. Jesús sabe como despertar nuestro interés (ver 15) La mujer samaritana se interesó por esa agua viva, su espíritu se satisfizo al escuchar a Jesús produciendo en ella paz, y quiso más

Conclusión.

Dios tiene diferentes formas de llamar nuestra atención, su deseo es darnos lo mejor, pero antes nos confrontará con nuestra realidad y pecado; de nuestra actitud dependerá, si aceptamos voluntariamente, que encontremos el descanso y la tranquilidad para nuestra angustiadas almas.

Que dices?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s