Oye, ya nevó!!!


«Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.» ‭‭Isaías‬ ‭55:10-11‬ ‭‬‬‬‬‬‬‬‬

El pasado sábado fui junto a mi familia a un bello lugar llamado Wrigthwood, California y estaba totalmente cubierto de nieve, a pesar que los pronósticos del clima eran que la temperatura estaría a casi 80º en el lugar estaba a 45º eso es muy frio, pero lo curioso de todo esto es que la nieve comienza a derretitse y formar pequenos riachuelos regando, asi la tierra la cual se podia observarse muy humeda.

Dios hace una comparacion sobre este fenomeno de la lluvia y la nieve con su palabra y dice que como tales, su palabra no regresa vacia, osea que regresa a Él con una produccion:

1- LA PALABRA o sea el Verbo, Juan 1:1 «En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Éste era en el principio con Dios.» haciendo una alusion directa a la pre-existencia de Cristo, Dios hijo, el cual como una semilla vino al mundo, como una semilla la cual tuvo que morir para poder germinar y dar frutos de salvación y vida eterna.

2- SU PALABRA, toda la escritura es la palabra de Dios y cuando esta es compartida con aquellos que aún no le conocen, su palabra no regresa vacía sino que da frutos y estos frutos son o deben ser dignos de arrepentimiento, el hombre al ser confrontado por la palabra, viene al arrepentimiento y esto lo lleva a nacer de nuevo, ya que su vida espiritual ha sido esteril y ahora, a través de la palabra de Dios, recibe una nueva naturaleza, la cual dará frutos.

Cumpliendo asi lo descrito en el texto que hoy hemos leido, esto también nos exhorta a nuestra responsabilidad de evangelizar, compartir la palabra de Dios a aquellos que no conocen de Jesús , las buenas nuevas de salvacion, y para eso es enviada la palabra para cumplir los propósitos de Dios en cada uno de nosotros.

Mi invitación este día es que dejemos, así como la lluvia y la nieve hacen germinar la semilla y dar frutos, dejamos que la palabra de Dios germine en nosotros, y al recibir la nueva naturaleza demos frutos digno de arrepentimiento agradables a Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s