En guerra avisada no muere soldado

Una de las muchas maneras en que Dios nos transforma es a través de la sabiduría de otros a medida que Su sabiduría y enseñanza se muestra a través de esas personas a las que admiramos. 1 Pedro 5:1-11 es uno de los muchos pasajes que marcan la importancia de ser mentor para otros y estar disponibles para Dios con el fin de transformar a otros a Su imagen. ¿Quiénes son esos mentores en su vida que lo han ayudado a llegar a la posición en que se encuentra ahora en su relación con Cristo? Puede ser un mentor, un maestro, un pastor, un miembro de su familia, o algún amigo cercano que ha invertido su sabiduría, conocimiento y experiencia en su vida. Tome tiempo para recordar a aquellas personas claves que Dios ha puesto en su vida. Nunca olvide la inversión que han hecho en usted.

“Golpe avisa saca sangre no hay justicia” o dicho de otra forma “En guerra avisada no muere soldado”… dicho que en mi infancia cuando jugábamos trompo y tiraba para que girara podía rebotar, esto denotaba que no todo sería color de rosa que habría un periodo de prueba o sufrimiento y/o dolor para el cual deberíamos de estar preparados con el objetivo de salir avante ante tal situación.
Hoy debemos estar confiados en Dios y tomados de su mano sabedores que vendrán periodos de prueba o aflicción, pero El nos sacará adelante.

Cada Año Nuevo escuchamos del mundo frases como: “Feliz Navidad” o “próspero Año Nuevo”, que aparentemente tiene una buena intención, pero en realidad para los creyentes representa una privación de bendición, si, en repetidas ocaciones la palabra de Dios nos enseña acerca de los padecimientos, sufrimiento, aflixiones, o periodos de vacas flacas; no es cierto?, nuestro Señor Jesucristo nos dice en mundo tendréis aflicciones… (Juan 16:33). «Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.»
En el contexto de nuestra cita bíblica vemos al apóstol Pedro exhortando a los creyentes judios dispersos por el mundo (imperio romano) La Primera epístola del apóstol Pedro es una carta bíblica dirigida a los israelitas dispersos en el mundo. Mucha gente confunde la primera dispersión (conquista de Israel por Asiria y conquista de Juda por Babilonia) con la dispersión que ocurrió después de la destrucción del templo en el año 70 d. C. El autor aboga por la determinación y la perseverancia en la persecución, los deberes prácticos de la vida santa, cita como ejemplo a nuestro Señor JesuCristo y otros motivos de paciencia y santidad y concluye con amonestaciones para sacerdotes y el pueblo.
Ha sido definida como «el más denso resumen neotestamentario de la fe cristiana de la conducta que tal fe inspira.
El príncipe de la predicación Charles Spurgeon, dijo en su predicación número 292 del domingo 1 de enero de 1860 que “el deber de todo predicador no solo es exhortar al pueblo de Dios sino también interceder en oración por ese pueblo, que Dios le aconfiado a predicar”.
El apóstol Pedro intercede en oración por sus destinatarios con cuatro (4) bellas bendiciones, para lo cual establece un requisito previo y una fecha de cumplimiento, “después que hayas padecido por un poco de tiempo”…. Perfeccione, afirme, fortalezca y establezca; esto lleva implícito su deseo personal para los creyentes y es, cómo podemos ver su oración al todopoderoso, No debemos descartar los sufrimientos. Debemos tomarlos de la misma mano de la que recibimos la misericordia; y la bendición.

  1. Perfeccione. Asi como un escultor toma la piedra o la roca y golpe tras golpe con su cincel y martillo va dando forma hasta lograr la figura deseada y no deja a medias su labor, sino por el contrario su constancia y dedicación da feliz término a su obra, así mismo el Señor dará término a nuestra perfección
    proverbios 4:18 «Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, Que va en aumento hasta que el día es perfecto.»
    Filipenses 1:6 «estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;»
  2. Afirme. El ser afirmado requiere de nuestra constancia y permanencia en el Señor a través de la oracion, congregación, lectura bíblica y el servicio; esto da como resultados el hachar raíces en nuestra vida cristiana, algunos tenemos ya tiempo de ser creyentes pero no hemos dado la oportunidad de ser afirmados en la fe, para cuando venga los vientos no seamos movidos como veleros sin rumbo. Santiago 1:6 «Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.», la Duda en el creyente es muestra que no está firme.
  3. Fortalezca. fortaleza viene de la fe, es la virtud de cualquier cristiano. Sentir la vida sin temor, es la mejor arma para afrontar el mundo. Cuando tenemos fortaleza, podemos superar con mayor facilidad nuestros problemas del día a dia, el apóstol Pedro oraba que los creyentes fueran fortalecido por el Espíritu de Dios en aquellos momentos de dura prueba, sólo Dios es quien nos da la fortaleza para salir adelante Salmo 31:2 «Inclina a mí tu oído, líbrame pronto; Sé tú mi roca fuerte, y fortaleza para salvarme.»
  4. Establezca. En nuestra vida seremos establecidos por Dios cuando escuchemos Su voz, y no a nosotros mismos, en todo lo que hagamos. Muchos buscan el trabajo donde creen que deben estar sin preguntar en oración a Dios, cuál es el lugar o la profesión con la que deben proveer a sus familias. O con que persona casarse y formar una familia. Cuando estas cosas se hacen tras la respuesta de Dios, podemos glorificar a Dios con nuestras vidas, y seremos establecidos. Si lo hacemos siguiendo nuestro propio consejo o el de otras personas y no el de Dios, no habrá un fundamento sólido y el proyecto corre el riesgo de caerse, como ocurre casi siempre. Cuando creímos, Dios se estableció en nuestro corazón, la fe en Jesucristo se convirtió en el fundamento de nuestras vidas y se puso el cimiento para construir encima nuestra vida en Cristo. De esta forma podemos confiar en Dios, y en que lo que hacemos es Su voluntad, pues por Él ha sido establecida. Filipenses 4:13 «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece
    Conclusión:
    Concluimos que es cuando confiamos en Dios y le dejamos que sea Él quien nos perfeccione en lo que hacemos, nos afirme en el camino correcto, seamos fortalecidos por Él en nuestra posición, trabajo, familia, ministerio, entonces y solo entonces Dios nos establece, echa nuestro cimiento, nuestro fundamento de vida, el cual antes fue puesto en nosotros en Jesucristo, pendiente de ser establecido.
    En este año que estamos por iniciar sabemos que será de gran bendición, pero también debemos estar conscientes que vendrán pruebas y por tal razón no debemos descuidar nuestra intimidad con el Señor a través de la oración Feliz y bendecido 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s